Site Overlay

Las básculas de piso de acero inoxidable de cinco formas se pagan por sí mismas

Un área de la industria que nunca debe pasarse por alto se relaciona con los beneficios a largo plazo de los equipos de calidad. Por ejemplo, muchos fabricantes requieren básculas comerciales para tener en cuenta el peso adecuado de los artículos. Es mucho más práctico ir con una báscula de acero inoxidable que puede proporcionar robustez en lugar de una báscula endeble y barata. Por supuesto, dependiendo de la aplicación industrial o comercial, las básculas de piso de acero inoxidable pueden pagarse con el tiempo. Aquí hay cinco elementos a tener en cuenta al sopesar la inversión versus el pago. a) Durabilidad Sabemos que los entornos para ubicar una báscula suelen ser hostiles, es posible encontrar líquidos, manejar grandes volúmenes o encontrarse en una zona donde los montacargas transitan constantemente. En estos casos, contar con una buena báscula diseñada para estos lugares responde muy bien para quienes las operan. El acero inoxidable ofrece una alternativa de servicio pesado a los metales tradicionales y menos costosos y puede manejar fácilmente cualquier tarea que se requiera. b) Apariencia Pocas cosas pueden llamar mucho la atención en cualquier instalación, como una escala de metal brillante en el centro del área de proceso. Por lo tanto, si una empresa depende del flujo de personas o recorre un área determinada, contar con básculas comerciales serias para demostrar cuán seria es la empresa sobre el compromiso con la calidad y la limpieza del lugar de trabajo es un activo importante. c) Fiabilidad No todo se puede colocar perfectamente en un dispositivo de pesaje la primera vez, lo que significa que un equipo confiable debe funcionar independientemente de cuánto se maltrate. Las básculas de piso de acero inoxidable ofrecen el mismo rendimiento día tras día y año tras año con poca consideración por lo que se les pide gracias a la construcción resistente en su diseño. d) Fácil de mantener Finalmente, el producto que se supone que se pesa termina en la superficie de la báscula, lo que puede perjudicar la higiene industrial. Los polvos, los sólidos e incluso los líquidos secos pueden hacer que una báscula normal sea inútil en cuestión de semanas, pero una báscula de piso de acero inoxidable simplemente puede quitarse con una manguera o limpiarse y volver a un estado que parece nueva. e) Costos de reemplazo Comprar una báscula construida con materiales superiores que dura una década es generalmente más rentable que comprar una nueva pieza de equipo cada año. En cualquier negocio, la consideración de disminuir los costos iniciales de capital es importante, pero poder acomodar un gasto grande inicialmente a menudo puede preparar el escenario para pagar el futuro al no tener que reemplazar una unidad menos costosa varias veces. En resumen, las básculas de acero inoxidable valen la inversión. Para hablar más sobre esto, o cualquier otra cosa, contáctenos. En La Casa de la Báscula estamos a tus órdenes para orientarte y proporcionarte la mejor báscula que requiera tu empresa. Nota con info de: youtube; definición.de; uginox.com; bascula-industrial.es; lacasadelabascula.com

Cuando las personas con diabetes desean un momento dulce

De todas las personas cercanas que conozco y que padecen diabetes coinciden en un punto en cuanto al cambio de hábitos: extrañan los postres. Muchos de ellos han aceptado su nueva condición y están haciendo los cambios necesarios con respecto a sus hábitos para mantener los niveles de glucosa bajo los niveles controlados. También saben las consecuencias que puede tener el no llevar una dieta sana, el no tener una actividad física así como saben de la importancia de tener una constante observación si se presentan cambios en su cuerpo y de usar accesorios adecuados para su condición, Con zapatos y calcetines inadecuados pueden llevar una sencilla herida a tener una complicación de un pie diabético tratamiento o cosas más extremosas. Sin embargo, platicando con ellas y a pesar de seguir ajustándose a los cambios, el tema de la comida dulce sale a relucir siendo para varios de ellos el principal reto que tienen por los antojos que presentan. La buena noticia para este grupo de personas con diabetes que están prácticamente luchando con esto es que pueden mantener una dieta saludable y aún así disfrutar el postre. Para aquellos que desean disfrutar, planificar con anticipación, mantener pequeños los tamaños de las porciones y elegir postres que ofrezcan más valor nutricional puede ayudar a evitar el privarse de un postre. Por ejemplo a) Comer chocolate negro El chocolate negro sin azúcar agregada puede beneficiar a las personas con diabetes tipo 2. El chocolate ofrece varios beneficios potenciales para la salud, incluido el control de los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, los autores advierten que muchos fabricantes agregan grandes cantidades de azúcar, lo que puede ser malo para las personas con diabetes. Por lo tanto, consumir chocolate negro con moderación puede ser una opción saludable. El chocolate negro también es muy rico, lo que hace que sea fácil satisfacer un antojo sin comer mucho. b) Comer frutas y ensaladas de frutas Las frutas son ricas en azúcar, pero también ofrecen una variedad de nutrientes, que incluyen vitaminas y fibra. De hecho, comer frutas o ensaladas de frutas es una buena forma de satisfacer los antojos dulces. Para hacer un postre simple, una persona puede rociar fruta fresca o congelada, por ejemplo: fruta picada con una una llovizna de miel o una cucharada de jugo de naranja o nueces picadas Sin embargo, las personas con diabetes deben optar por fruta fresca, congelada o enlatada en agua en lugar de ensaladas de fruta enlatadas en jarabes azucarados. c) Prueba las gelatinas y budines sin azúcar Las gelatinas y los postres son populares como postres. A diferencia de las frutas, estas opciones de postres no ofrecen ningún valor nutricional. Sin embargo, las personas pueden comer una pequeña porción de budín sin azúcar o gelatina como postre bajo en carbohidratos sin interferir con sus niveles de azúcar en la sangre. d) Otras opciones Las personas con diabetes deben seguir las recomendaciones dietéticas de su médico de familia. Sin embargo, algunos consejos generales para controlar los niveles de azúcar en la sangre incluyen: Comer grasas saludables como nueces, aceite de oliva, aguacate y aceites de pescado Comer proteínas magras como pollo, pescado y frijoles Comer grandes porciones de vegetales sin almidón como col rizada, zanahorias y lechuga Comer carbohidratos multicereales como pan integral, palomitas de maíz y arroz integral Evitar los carbohidratos simples como el pan blanco, el arroz blanco y los azúcares Comer frutas con moderación y contarlas como parte de la ingesta de carbohidratos del día Evitar bebidas azucaradas como jugos y refrescos Recuerda por lo tanto que para alejarte de las complicaciones de la diabetes o del pie diabético, debes llevar una dieta adecuada y mantener un estilo de vida activo al participar en actividades aeróbicas y de entrenamiento con pesas, además de cuidar adecuadamente tus heridas.

Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram