¿Realmente nos conocemos?

Aunque hayamos vivido con nosotros toda nuestra vida la verdad es que no terminamos de conocernos a fondo porque constantemente estamos en un proceso, de forma física creo que no le ponemos la suficiente atención a cómo reacciona nuestro cuerpo.

Podemos identificar momentos donde tenemos hambre o empezamos a aprender a la mala si a nuestro organismo le hace mal algún alimento pero ¿Realmente nos hemos puesto a pensar en las reacciones de nuestro cuerpo?

Cuando tenemos un día muy estresado ¿Qué parte del cuerpo te duele? Es interesante no saber ese tipo de cosas pero al mismo tiempo un poco preocupante que nosotros no sepamos interpretar esas señales. Cuando estamos muy felices también hay un cambio corporal pero debido a que no nos educaron así no sabemos verlo.

He conocido gente que tiene que ir a hacerse un análisis clínico porque no sabe su tipo de sangre son información que se considera importante. Si tuvieras un accidente en la calle o algo similar ese dato sería de vital importancia.

Deberíamos de prestarnos más atención a nuestro cuerpo, como nos sentimos, que órganos nos duelen o si tenemos alguna dolencia porque el cuerpo tiene memoria, no siempre la razón tiene que controlar todo, no solo somos mente.

Además conocer nuestro cuerpo ayudaría a la autoestima y al auto-cuidado. Así sabríamos que situaciones nos hacen mal y evitarlas en la medida de la posible o en su defecto aprender a sentirlas y luego neutralizarlas.

Es necesario estar atentos a que situaciones nos generan estrés, tristeza o como nos sentimos cuando vemos a las personas. No siempre somos honestos con nosotros mismos y se nota, nuestro cuerpo lo siente.

El otro día fui a una comida familiar, hay un tío en específico que me cae muy mal debido a sus comentarios machistas y cada vez que me acerco o tengo que platicar con él me duele el estómago e incluso el pensar verlo me causa agruras lo que opte es por solo saludarlo de cortesía y luego evitar en la misma habitación que él.

Esto me ayuda a no sentirme tan incómoda y a practicar el auto cuidado si algo no te hace bien hay que identificarlo y evitarlo. Si algo te hace bien todo lo contrario hay que hacerlo más seguido esto puede liberar dopamina y estaremos mucho más felices.

Un ejercicio que puede funcionar para empezar a observar con más detenimiento las reacciones de nuestro cuerpo es escuchar música de distintos géneros, cerrar los ojos y tratar de identificar elementos clave como el ritmo de nuestro corazón, nuestra respiración e incluso si nos recuerda algún momento ya sea positivo o negativo.

No es tan fácil hacer este hábito pero creo que lo importante es dar el primer paso. Somos personas con cuerpos maravillosas y es nuestra responsabilidad con nosotros cuidarnos en todos los sentidos. Conocernos es una inversión de tiempo que seguramente nos será muy útil en el transcurso de nuestra vida, además de interesante de ver.

Información aquí: Jenner, YouTube, Zimbio