Secuelas del uso del plástico, la factura está resultado cara

La era de la industrialización y los avances tecnológicos nos han entregado grandes progresos que, por un lado nos han facilitado la vida, y por el otro, nos ayuda en cuanto un mejor bienestar.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas y ya estamos resintiendo algunas de las secuelas de estos avances y la factura está resultado cara.

Veamos por ejemplo el tema del agua embotellada. Ha sido un verdadero alivio el poder contar desde agua purificada a domicilio así como el agua embotellada que es sencilla de encontrar y llevar a cualquier lado.

Sin embargo, es justamente el medio de empaque lo que está ocasionando problemas de salud, por ejemplo:

  1. a) La interrupción hormonal y fertilidad

Las hormonas son el componente más crítico en la fertilidad tanto en hombres como en mujeres.

Si bien los problemas anatómicos también pueden conducir a la infertilidad, los problemas hormonales y otras afecciones relacionadas, como la endometriosis, están más comúnmente implicados en la alteración de la fertilidad.

Los plásticos son disruptores hormonales conocidos que pueden enviar señales mixtas, causando que algunas hormonas reproductivas se produzcan en exceso y generen deficiencias en otras.

Las mujeres y los hombres son ambos susceptibles a esto y en ambos casos, el exceso de estrógenos puede ser el culpable de la reducción de la capacidad de concebir.

  1. b) Desarrollo placentario, fetal, infantil y prepubescente

Si bien los disruptores endocrinos pueden alterar significativamente la capacidad de concebir, muchos pueden quedar embarazadas y tener hijos a pesar de la presencia de estas hormonas químicas.

El impacto no termina allí. El desarrollo fetal en el útero, junto con los primeros años críticos de la vida de un niño, pueden verse dramáticamente alterados por la comunicación de estos mensajeros hormonales.

Los niños parecen ser los más expuestos a alteraciones graves antes y durante la pubertad.

Aunque el desarrollo testicular en sí mismo no depende de las hormonas, sí lo hacen todos los demás aspectos de la pubertad masculina y la subsiguiente fertilidad y capacidad reproductiva.

La Organización Mundial de la Salud ha determinado que los plásticos y los disruptores endocrinos son un problema mundial que no se aborda tan seriamente como debería ser, ya sea por fertilidad e impacto reproductivo o por los cambios duraderos que pueden resultar de la exposición durante los años formativos de la vida.

  1. c) Cáncer

El cáncer afecta a hombres y mujeres, jóvenes y viejos, a varios órganos, tejidos y células.

Los investigadores continúan informando que el aumento de químicos estrogénicos, como BPA y otros materiales plásticos, ha contribuido no solo al cáncer de mama, sino también al cáncer testicular y al cáncer de próstata.

  1. d) Carga de Toxicidad

Se han encontrado BPA y otras toxinas plásticas en la sangre y la orina que circulan ampliamente por todo el cuerpo.

La carga de toxicidad que se acumula durante años de exposición y puede afectar a todos los órganos y sistemas del cuerpo, pero el hígado es el principal órgano de desintoxicación que filtra la sangre y los riñones filtran la orina.

La toxicidad de las botellas de agua puede dañar el hígado y otros órganos.

Cuando tomas una bebida que está en una botella de plástico, también estás bebiendo de lo que está hecha la botella.

Incluso el agua (y no solo las bebidas gaseosas ácidas) puede filtrar las partículas de las botellas, especialmente si ha estado expuesta al calor o almacenada durante un período de tiempo más prolongado.

Las botellas de plástico reutilizables están sujetas a los mismos problemas si se lavan o se secan a altas temperaturas, como lavaplatos o si se usan para bebidas calientes, como café o té.

Por supuesto, el agua en botellas de plástico es la forma más conveniente para que muchos la compren o la lleven consigo mientras viajan.

Las botellas de vidrio y las pesadas de acero inoxidable generalmente no son algo que los padres quieran poner en las manos de sus hijos.

Aún así, cuando se consideran las preocupaciones potencialmente negativas del plástico, es importante buscar alternativas más saludables de inmediato.

Fuente: Bonafont, YouTube, El Reforma