Tacos mexicanos

Cuando has vivido en México, por supuesto que identificas un buen taco y un buen lugar para comer tacos.

A veces te guías por cosas donde los paladares poco experimentados no son obvios, por ejemplo, cuando pruebas una buena salsa… entonces estamos ante una cocina de buena sazón, por lo que sus guisos también estarán ricos.

Cuando ves cazuelas donde existe un arroz esponjoso y bien presentado… estamos entonces ante una cocinera experta.

Seamos sincero, no todos sabemos como hacer arroz rojo como los que llegas a ver en esas enormes cazuelas de barro placeras y que al comerlo… deseas otro taco.

Algo que he notado y observado cada vez que visito el Restaurante Grupo Pampas y me ha llamado la atención de los extranjeros, es que no esperan ver los tacos así, los imaginan de una manera distinta a como se acostumbra en México.

En la versión Tex-Mex, los tacos son lo que nosotros llamamos tostadas solo que tienen la forma doblada y ahí colocan algún ingrediente, particularmente carne molida y queso derretido.

Así que ahora te imaginarás sus caras cuando ven la cantidad de platillos que van en una tortilla de maíz suave y que si les va bien, estarían hechas a mano o al momento.




Son tortillas del tamaño de una palma y bien puedes ponerle condimentos como salsa, limón, cilantro y cebolla, todo depende del tipo de taco.

O bien… solo las sencillas tortillas con queso y dependiendo el tipo de taco, suelen venir en órdenes de cinco.

Estos en particular son los tacos de carne y al pastor que sueles ver más bien por las tardes y son ideales para después de ir al cine, al teatro o cuando pasaste al bar a tomarte una bebida.

Este tipo de tacos por la noche toman un sabor muy particular.

Aquí se abre más el espectro ante los tacos de guisado, ahora tienes ante ti toda una variante de tacos de cerdo, carne asada, chorizos, longanizas… ufff.

Si es la primera vez que vas a comer tacos y como dijera mi abuelita… a donde fueres haz lo que vieres, notarás que tenemos todos un sistema para preparar un taco, si bien va a variar dependiendo del paladar y gusto de las personas, en general se coloca primero un poco de limón encima y luego la salsa.

Cada taquería tiene al menos dos salsas: rojas y verdes. Pruébalas cuidadosamente porque pueden ser extremadamente picantes.

Los mejores lugares tienen más salsas en amarillo o naranja o jitomate, cebolla y chile picados, o incluso salsas de cacahuate y otras salsas exóticas.

Y recuerda lo que te dije… si las salsas están buenas… verás a muchos comensales en el lugar y eso indica que ahí… lo tacos son buenos.

Además de los tacos, las taquerías también sirven variaciones de tacos como las gringas, hechas con tortillas de harina y queso.

La carne puede ser de cerdo, res o chuleta principalmente.

Además, busca los tacos árabes que contienen una carne sazonada con una delgada tortilla tipo pita.

En fin, la lista sobre variedad y tipo de tacos, aún sigue, pero con estos tendrás para darte una ligera idea de lo bien que puedes comer en México e incluso de lo barato que puede ser.